Menú Cerrar

Material escolar, libros y hábitos de estudio para niños

material escolar
Con cada nuevo curso y una vez comprado todos los libros, material escolar, ropa y todo lo necesario para la vuelta al cole a muchos nos surge eternas pregunta.
¿Como serán las notas de mi hijo este año?.
¿Sera buen estudiante?
¿Qué es mejor? ¿que estudie para aprobar o estudie para aprender?.

Es inevitable hacerse estas preguntas ya que el deseo de todo padre y madre es que su hijo sea buen estudiante y tenga un buen futuro.
En este contexto, los hay exitistas, que van en busca de las notas perfectas.
Y también padres y madres que nos preguntamos si las notas son lo realmente importante.

En ambos casos la implicación de los padres es fundamental.

Es lógico y normal que a los niños les cueste estudiar y más aún en la adolescencia.

Pensemos en que a nosotros como adultos nos ocurre lo mismo.
Aprender o enfrentarnos a algo nuevo como un nuevo trabajo también nos genera inseguridad.

Y por mucho que tengamos los mejores medios a nuestro alcance, necesitaremos apoyo para conseguir nuestros objetivos.

El miedo a empezar algo nuevo es normal independientemente de la edad, sin embargo en los niños es más acentuado si cabe.
Por eso lo primero es ponernos por un momento en su lugar, y a partir de ahí empecemos a ser un apoyo para ellos.

Por eso para que nuestros hijos aprendan de verdad, debemos crear hábitos de estudio en los pequeños para fomentar su interés por aprender.

Vamos a ver algunas formas de conseguirlo:

1. Genera nuevos interrogantes para nunca dejar de aprender

Cuando creas el interés, despiertas la curiosidad y, casi de manera natural, aparece el deseo de querer saber más.

Eso trae como consecuencia nuevas preguntas que funcionan como puertas para expandir el conocimiento.
Pues no es lo mismo repetir como loros una sucesión de hechos históricos que entender el contexto de una sociedad en particular que llevó a la población a decidirse por tal o cual líder o a apoyar tales ideas que desembocaron en determinada situación.

Lo mismo ocurre con las matemáticas. No es lo mismo memorizar las tablas y las fórmulas que razonar los pasos hasta solucionar un problema.

2. Establecer horarios y lugares

Otro aspecto importante para que realmente formes el hábito de estudio en los pequeños es que no basta con sentarse un día a estudiar y ya.
Es necesario mantener esta rutina a lo largo del tiempo.

Para lograrlo, puedes determinar un horario y elegir un lugar específico para estudiar.
Y entonces, día tras día separas ese horario en ese lugar y estudias con ellos.
Si lo mantienes, se convertirá en rutina casi sin darte cuenta.

No todo se resume en comprar los libros, el material escolar y esperar que nuestros hijos saquen unas notas perfectas.

3. Evitar distracciones al estudiar

Otro consejo para crear el hábito de estudio es que debes enfocarte, precisamente, en el estudio.
Es decir que ese momento y ese lugar que has determinado no es un punto de encuentro para hablar de qué harán en las próximas vacaciones, por ejemplo, sino que tienes que enfocarte en lo central.
Para ello, seguir un método ordenado es una buena ayuda para no distraerte.

4. Procurar que el estudio sea divertido

Piensa que lo mismo nos ocurre a nosotros como adultos:
Ni con todos los apoyos, medios, ni el mejor material escolar aprenderemos si algi nos resulta tedioso y aburrido
Por el contrario, si algo nos resulta agradable lo aprendemos casi sin darnos cuenta.
Esto es así también en los niños, que ya de por sí buscan hacer cosas que les resulten divertidas.

Una rutina de estudio no debe por qué se algo impuesto y tedioso.

Por el contrario, puede transformase en un tiempo para resolver acertijos, inventar juegos, investigar como detectives, reportar como periodistas o lo que la imaginación permita.

Lo importante entonces, a la hora de crear hábitos de estudio en los pequeños, es que se produzca un verdadero aprendizaje que no solo consista en repetir como loros lo que pone en los libros de texto.

El aprendizaje más importantes para la vida es saber desarrollar esos conocimientos y discernir el por qué de las cosas.

Pero eso no se consigue de la noche a la mañana, se logra con tiempo y paciencia.
Por mucho que compremos el mejor material escolar, libros y ropa nuevecitos y a estrenar y todo lo que se suele comprar en la vuelta al cole.
La implicación directa en la educación de nuestros hijos.

Si logramos que el estudio sea interesante y útil para ellos desde edades tempranas podremos fomentar su afición por el saber.
Y esto puede ser una piedra angular para su desarrollo futuro.

Encuentra en nuestra papelería online todo el material escolar y libros para la vuelta al cole.

Si no encuentras lo que necesitas, pídenoslo a través de nuestro formulario.
Escríbenos por WhatsApp desde el botón lateral o a través de Facebook,
Estaremos encantados de ayudarte.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: